Cocinando en HORECA.jobs

Como ser un buen #camarero #horeca

Pasos

1

Aprende todo lo que puedas. El objetivo de las siguientes recomendaciones es hacer que te conviertas en una persona indispensable. Una vez que tu gerente se dé cuenta de que puedes hacer cosas que generalmente van un poco más allá de tus atribuciones (servir bebidas, elaborar postres, etc.), serás capaz de obtener mayores propinas. Anuncio

2

Nunca te pelees por las mesas con el resto del personal. Ten misericordia. Concéntrate en dar el mejor servicio posible a tus clientes.

3

Aprende el menú tan pronto como puedas. De esta manera, cuando la gente te pregunte podrás responderles rápidamente. ¡Nada hace más feliz a un cliente que una camarera competente!.

4

Intenta recordar los nombres de los clientes regulares tan pronto como te sea posible. A mucha gente le gusta tener un lugar habitual a donde ir a comer y les agrada que se les atienda personalmente de una forma diferente.

5

Desarrolla un sistema de archivos para tus clientes habituales. Apunta las comidas favoritas de esos clientes, sus alegrías y las peticiones especiales (por ejemplo, “A Sue le gusta el café con hielo”, “a Alex el café le gusta con crema”). Este sistema es mejor memorizarlo, ya que si te pillan con esos registros puedes dar a entender que eres una acosadora.

6

Pregúntale a tu cliente si les gusta empezar con un aperitivo y menciona uno o dos. Siempre pregúntales si les gustaría comer postre al final de la comida y menciona los que están disponibles.

7

Haz una cosa cada vez. Si has recogido la petición de una mesa, tramítala inmediatamente. No tomes nota a un cliente sin antes haber tramitado la anterior petición. Se necesita mucha práctica para tomar varios pedidos a la vez, sobre todo si no se toma nota. Eso se logra con la experiencia.

262159006_28d519ae33.jpg
8

Respeta el espacio personal del cliente. Nunca te sientas a la mesa a la hora de tomar un pedido. No des la mano ni abrazos a los clientes. El alcance de tu amistad con ellos dependerá del lugar de trabajo -algunos gestos pueden no ser los más apropiados en una cafetería o restaurante y podrían estar bien en un pub.

9

A la hora de tomar nota del pedido, claridad. Tomate un tiempo para aclarar lo que has escrito para ver si lo que has escuchado se corresponde con la realidad. Si tienes alguna duda, pregunta de nuevo al cliente.

10

Trata de ser discreto a la hora de preguntar a los clientes. Si quieres aclarar porqué un cliente hace una petición determinada, trata de hacerlo con tacto. Ten presente que hay muchas razones para que los clientes soliciten cambios en el menú, ya sea por cuestiones religiosas, porque esa persona es vegetariana o vegana, etc. Tramita sólo aquellas peticiones que sean razonables.

11

Elimina los platos, los vasos y otros artículos de la mesa a medida que el cliente vaya acabando de comer. Retirar los platos después de haber comido puede no ser una experiencia agradable a veces. Trata, ante todo, de que no se te caigan los platos o los vasos.

12

En una cena de gala, no debes eliminar los platos hasta que todos de la mesa hayan acabado de comer, ya que los clientes que no han finalizado pueden sentirse apurados.

13

No asumas que la cena ha terminado. Pregunta siempre si los clientes quieren algo más, así abres la oportunidad para pedir el postre, si quieren que les envuelvas los restos de la comida o si quieren la cuenta. Nunca hagas esperar al cliente para pedir la cuenta. Si ellos te preguntan, es porque tienen prisa o ha pasado mucho tiempo desde que pasaste por su mesa.

14

Se cortés de cara a los clientes irritables, difíciles y hostiles. Mantén siempre la calma y nunca discutas con el cliente. Si un cliente comienza a ponerse nervioso, envía a un gerente a la mesa porque ese es su trabajo y ellos están ahí para, entre otras cosas, evitar conflictos.

15

No dejes que una propina mala arruine tu turno. Hay gente que no deja nunca propinas o las que deja son muy pequeñas, minusvalorando el gran servicio que les has proporcionado. Otras veces, hay gente que no puede aportar más porque no tiene dinero suficiente. Nunca te quejes de que te han dejado una propina escasa cuando les has dado un gran servicio. Puedes ser despedida o crear malas relaciones con el resto del personal. Simplemente déjalo estar y sigue adelante.

16

Vuelve a menudo a tus mesas. Es una buena idea para asegurar de que no necesitan nada. Observa si necesitan un tenedor, tomate o más bebida. Fíjate en las cosas pequeñas y haz del comedor un espacio más agradable. De esta forma el cliente está contento.
Para aumentar las ventas, haz sugerencias a los clientes. Una ensalada para acompañar el pollo, por ejemplo. Una buena botella de vino para acompañar a las carnes rojas, suelen ser las recomendaciones habituales.

17

Para aumentar las ventas, haz sugerencias a los clientes. Una ensalada para acompañar el pollo, por ejemplo. Una buena botella de vino para acompañar a las carnes rojas, suelen ser las recomendaciones habituales.