hosteleria-700-istock

Diez tendencias clave en el sector de la hostelería

La hostelería es sin duda uno de los motores de la economía española. El sector ha superado la crisis y ya da empleo a más de un millón y medio de personas. Para mantenerse a la vanguardia en un sector tan competitivo, las empresas deben tener en cuenta las preferencias de los clientes. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Alimentación

El nuevo consumidor español apoya las propuestas hosteleras que defienden la armonía entre la decoración, tanto del local como de los platos sin excesos de vasos ni cubiertos, y una cocina original con sabores que favorezcan la curiosidad, la sorpresa y la fantasía. Y todo ello con facilidades de pago y reservas.

1. La reserva

A la hora de elegir un restaurante, las nuevas tecnologías se han colado de lleno en los hábitos de los consumidores. Si antes lo más normal era bucear en el mundo de las páginas amarillas para encontrar el teléfono del local elegido o en el tarjetero que muchos comensales elaboraban con sus lugares favoritos, ahora muchas de esas reservas se hacen en sólo unos segundos y a través de Internet, ya sea con tabletas o incluso teléfonos. El último informe de Restaurantes.com al respecto, cifra en un 7% el porcentaje de reservas de restaurantes que ya se hacen a través de la Red.

2. La decoración

Hasta hace muy pocos años, hasta la explosión de la crisis financiera en la economía de los hogares, la decoración de los restaurantes no era un factor clave para que los consumidores eligieran dónde ir a cenar o a comer. Ahora eso ha cambiado, y entre sus nuevas exigencias los comensales españoles también buscan locales en los que prime la originalidad y la personalización. Algo que muchas veces tiene que ver con que los dueños del espacio gastronómico hayan contado o no con especialistas en decoración de hostelería, como el afamado Lázaro Rosa Violan.

3. La vajilla

Menos y más variados: Si en la década de los setenta en España era prácticamente impensable imaginar que un restaurante no tuviera una única vajilla -independientemente de que fuera más o menos chic-, ahora los sitios de moda de la restauración tienen cada elemento de la vajilla de una forma y estilo diferente.

4. La apertura de espacios

La moda que en las últimas décadas dio alas a las paredes opacas y a los espacios cerrados en restauración ha quedado atrás y relegada por una nueva que nada tiene que ver con ese pasado. Ahora lo que pita en hostelería son las cristaleras por las que entre cuanta más luz posible del exterior dando así al local una sensación de mayor volumen y por tanto de apertura.

5. Maridaje con cerveza

Además del maridaje con el vino son muchos los restaurantes que a día de hoy ofrecen a sus comensales la opción de combinar sus comidas y cenas con una amplia carta de cervezas de muy distintas latitudes.

6. Los chefs

La fama y el prestigio que muchos de nuestros chefs han adquirido dentro y fuera de nuestras fronteras ha elevado el estatus de los cocineros y esos chefs son ahora objeto de deseo para los comensales. Tanto que muchos de ellos están dispuestos a pagar más con tal de que esas figuras mediáticas estén al frente de los fogones con los que se elaboran los platos que consumen.

7. Cocinas

Atrás quedó aquella tendencia de separar el salón comedor de los restaurantes de las cocinas. Antes cerradas al comensal, ahora los clientes buscan ser también espectadores de lo que pasa entre fogones y ver cómo se cocina lo que poco después se va a comer.

8. La comanda

¿Se acuerdan de la libreta y del lápiz con los que los camareros tomaban nota de las comandas de sus clientes? De eso no hace tanto tiempo. Sin embargo, aquel lápiz y aquél papel ha sido relegado casi al olvido por las PDA, esas maquinitas que envían las peticiones a cocina y la cuenta a la caja donde podremos pagar con el móvil y dicen -según Restaurantes.com- que no dentro de mucho será con la huella dactilar.

9. Cartas

Antes grandes, encuadernadas y muchas veces plastificadas, ahora son de lo más variopinto: pequeñas, originales, de colores, imposibles? No sólo eso. La gran mayoría están disponibles en Internet para poder ser consultadas -tanto la oferta como los precios- desde la oficina o desde casa.

10. La elección

¿A qué restaurante vamos? Antes se leía o se conocían por el boca a boca; ahora hay un sinfín de medios, como las plataformas de reservas en las que hay nombres, teléfonos y direcciones e incluso opiniones de otros comensales.hosteleria-700-istock

http://www.eleconomista.es/distribucion/noticias/7505828/04/16/Diez-tendencias-clave-en-el-sector-de-la-hosteleria.html