Hostelería: cómo introducirse con éxito en uno de los sectores más rentables

Para el ámbito hostelero no hay crisis. España mantiene un envidiable ritmo de apertura de hoteles, bares y restaurantes, lo que supone altas tasas de inserción laboral para aquellos con experiencia y formación en el sector.

 

Según los datos de la oficina de estadística comunitaria Eurostat, España fue el país de la Unión Europea que empleó a más personas en la hostelería durante el año 2015. Un total de 1,54 millones de trabajadores divididos en 349.600 en servicios de alojamiento y 1,19 millones en la rama de comidas y bebidas.

Estas cifras, que suponen un récord histórico para el sector, dejan claro cómo la crisis ha remodelado el panorama laboral del país, condenando al ostracismo a sectores como el de la construcción y estableciendo marcados patrones de crecimiento en otros, como la citada hostelería o los servicios sociales.

Oportunidades para parados

A efectos prácticos, estas estadísticas suponen para el ámbito hostelero convertirse en algo así como un ‘refugio’ para parados. Las facilidades que tienen los desempleados para introducirse en el sector de la hostelería son la oportunidad perfecta para revitalizar su trayectoria profesional.

Aunque no todo es un camino de rosas. Como en todos los yacimientos de empleo que surgen, la competencia es alta y el interesado debe aprender a jugar sus cartas. La formación es fundamental para entrar con garantías en bares y demás establecimientos hosteleros. Es importante, en primer lugar, cursar alguno de los cursos online gratuitos con certificado que empresas públicas y privadas nos ofrecen. Por su eficacia y utilidad destacaríamos el curso de manipulador de alimentos y el de catering. Ambos, constituyen itinerarios formativos obligatorios para ejercer como camarero o ayudante de cocina en la mayoría de establecimientos.

Atrévete a emprender. Un repaso a las nuevas tendencias

La hostelería está en auge…y en plena transformación. Los locales están cambiando y adaptándose a las nuevas tendencias: establecimientos ‘low cost’, gastrobares, clubs gourmet, neotabernas, restaurantes especializados… si el interesado busca entrar en la hostelería por la puerta grande, tiene que atenerse a estos cambios.

El principal objetivo es adaptarse a las necesidades de la nueva generación de clientes: la estética de establecimientos y la presentación de las comidas cobra más importancia que nunca. Las redes sociales han propiciado que el usuario comparta información continuamente sobre su día a día. Esto ha obligado a que los empresarios hosteleros renueven sus negocios y los adecúen a las nuevas corrientes estéticas: los nuevos bares de éxito, primero entran por el ojo.